lunes, 31 de mayo de 2010

Video de Cumbre




El 27 de Abril de 2010, sobre las 11:00 horas, Martín alcanza la Cumbre del Annapurna 8091 m. con Jorge Egocheaga y Horia Colibasanu.

lunes, 24 de mayo de 2010

Gracias



Han pasado dos semanas desde que me encuentro entre los míos, dos semanas en el calor del hogar, entre abrazos de amor y besos de ternura infantil, dos semanas es mucho tiempo dependiendo en el lugar del planeta donde te encuentres y en esta Zamora, nuestra querida ciudad, con lo bueno y lo malo que tiene, igual que las personas… sigo recibiendo numerosas muestras de cariño, afecto, satisfacción, de alegría por volverme a ver, saludos que me provocan sorpresa y a la vez reflexión. Todo esto me hace pensar sobre lo que hago… y como diría mi hermano Luis: ”cómo me aprecia la gente”.

No puedo por menos que desde estas humildes líneas daros las gracias, unas sinceras y voluminosas gracias, tan grandes como la montaña que he podido ascender y que como vosotros, formará ya parte de mi vida.

Me habéis seguido día a día, interesados y preocupados en los momentos delicados.


Dia 27, 11:00h, Cumbre del Annapurna (8091m)

Compartís mis inquietudes, dudas, alegrías, y estáis conmigo en la cumbre aunque sólamente sea a través de la pantalla, pero vuestros mensajes de ánimo han sido parte de mi esfuerzo.

Vosotros sois también parte de "mi ANNAPURNA".


Día 27, 19:00h, C2. Felicidad contenida, cansado y preocupado


Gracias.

Martín.

martes, 18 de mayo de 2010

Tres fotos

Amanece sobre el Daulaghiri 8.167m

Jorge, Nick y yo, la vertiente Noroeste del Annapurna detrás.

Campamento 3 (6.500m)

jueves, 13 de mayo de 2010

Entrevista en Cadena SER






Ser Deportivos. Cadena SER. 13 de Mayo de 2010



miércoles, 12 de mayo de 2010

La Brigada Internacional

Rescatamos una entrada del blog "Salud y Seguridad en la Montaña" que en su momento ya nos resultó interesante pero que por esas cosas inescrutables de la informática aparecía sin fotos, con lo que quedaba un poco "cojo" y que ahora por las mismas inescrutables causas aparece con ellas, desapareciendo así la "cojera" de que adolecía.

LA BRIGADA INTERNACIONAL
Están acampados aguas debajo de nosotros, en el segundo desvío a la izquierda, dirección suroeste, una vez superado el nutrido campamento coreano. Son ?La Brigada Internacional?. La componen dos lusos, dos rusos, un polaco, dos polacas, un rumano, un yanqui americano y dos españoles. Suelen unírseles un persa (iraní), un ecuatoriano y un italiano sudtirolo de diseño, que andan por ahí haciendo la guerra por su cuenta, acampados enfrente.
A fin de abaratar costos, comparten el permiso de ascensión a la montaña y la infraestructura castrense, para entenderse usan un inglés de batalla, y poco más. Me encanta visitarlos. Cada uno va a su bola, pero eso les hace enormemente interesantes por poliétnicos, políglotas, polinacionales, poliraciales y polidetodo. Además de verdad, no como la coña esa que han puesto de moda entre nosotros de las 17 tribus españolas + Ceuta y Melilla, buscando la virguería de la desunión española frente a la Unión Europea. Estos, lo que buscan, es entenderse a toda costa. Y lo consiguen, en claro ejemplo de eso que llaman la ?entente? de los pueblos, las culturas y las civilizaciones. Claro, entre ellos no hay políticos que arrimen el ascua a su sardina, sin buscar otra cosa que el beneficio personal de su talega.
Los dos españoles son viejos conocidos. Bueno, por lo menos Jorge Egocheaga que, además de ser colega pediatra asturiano, se ha revelado como uno de los mejores himalayistas de los últimos tiempos, con unas capacidades y prestaciones que sus detractores no saben cómo criticar para disimular sus propias limitaciones. Hoy nos hemos acercado a su campo para felicitarlo, día de San Jorge, para cantarle lo de Estas son las mañanitas que cantaba el Rey David, y como es día de tu Santo, te las cantamos a ti y le hemos llevado de regalo un guante quirúrgico hinchado y alusivamente decorado, además de un chupa-chups. A Jorge le acompaña un amiguete suyo zamorano, Martín Ramos, con muy buena planta y referencias, del que no puedo hablar mucho porque, hasta ahora, no tenía el gusto de conocerlo.
Ellos dos, Martín y Jorge, subieron el jueves al Campo II porque uno de sus compañeros de Campo Base, el yanqui-americano Nick, había sufrido un percance. Nick es conocido, coincidimos con él en el Campo Base del Manaslu el año pasado. Es un jovenzano de veintipocos, con toda la inconsciencia propia de sus pocos años y de pertenecer a ese imperio yankilandio que cree que para ellos no rigen las mismas normas que para el resto de los mortales. Así que va por ahí, pasando por debajo de los seracs con los cascos del MP3 puestos y la música enchufada. Y claro, no se entera. Le cayó encima un copito de nieve de unos mil kilos y no fue consciente del estruendo hasta que lo tuvo prácticamente encima. Aún así tuvo suerte, le cayó muy cerca y sólo sufrió el impacto de un pequeño fragmento, que le rompió el casco, la cámara y lo dejó semi-inconsciente, vomitoso y medio turulato. Lo acogieron, ya de noche, dos sherpas de los coreanos en el Campo II, que no podían hacer otra cosa que decirle con mucho cariño eso de ?cho-de-té cha-val por tti-poyas? y mantenernos informados (Jorge Egocheaga, que es un buenazo, asumió la guardia walkiefónica), hasta que Jorge y Martín subieron al II al día siguiente. Nick bajó por su pie, sin casco ni cámara. Tolo Calafat, del grupo de Carlos y Juanito, también subió a su encuentro por si era necesaria más ayuda. Ha pasado un par de días sedado y atroncado por gran dolor de cuello, aunque parece que todo va bien. Ya le vale ya.


Doctores Morandeira, Egocheaga y Nerín y Martín


Regalo para Jorge con motivo de su onomástica


Nick el año pasado en el CB del Manaslu


martes, 11 de mayo de 2010

Rueda de Prensa

Martín celebró una rueda de prensa en la Sala de Comisiones del Ayuntamiento ante todos los medios de comunicación locales, estuvo acompañado por la Alcaldesa de Zamora Rosa Valdeón, por la Concejala de Deportes Elvira Fernández y por Carlos Alonso de la empresa Arquitectura en Madera y Piedra, copatrocinadores de la expedición.

Con anterioridad a la rueda de prensa, Martín había sido recibido por la Alcaldesa y la Concejala de Deportes que le transmitieron su felicitación así como el reconocimiento y orgullo de todos los zamoranos "por tenerte entre nosotros y hacernos vivir una aventura especial”. Rosa Valdeón destacó, además del reconocimiento por su proeza, el ejemplo que su acción significa para los jóvenes zamoranos, “tanto en esfuerzo, en decisión, en compañerismo, en solidaridad y en trabajo en equipo”.

Fotografía Antonio Cortés/Ayto. de Zamora
www.ayto-zamora.org


Especial Martín Ramos en Onda Deportiva. Onda Cero. 11 de Mayo de 2010.







El Deporte de Zamora a la Palestra. Cadena Cope. 11 de Mayo de 2010.






El Tirachinas. Cadena Cope. 11 de Mayo de 2010.





lunes, 10 de mayo de 2010

En Zamora

Se marchó casi clandestinamente y se presentó por sorpresa, en Zamora, a última hora de la tarde de ayer.

Estamos a la espera de que Horia Colibasanu envíe a Martín su foto de cumbre para poder mostrarla aquí.

Martín manda un saludo para todos y espera agradecer personalmente todos los mensajes de apoyo recibidos durante la expedición.

jueves, 6 de mayo de 2010

Ya están en Katmandú

Acaban de llegar a Katmandú con problemas debido a la huelga general que hay allí desde hace varios días.

Ahora les toca esperar a que aparezca el material, si es que llega, antes de pensar en la vuelta.

martes, 4 de mayo de 2010

Crónica del descenso de Dawa y Sonam

SONAM, DAWA Y OTROS HÉROES DE LA MONTAÑA , por María Antonia Nerín

A Dios gracias, han llegado Sonam y Dawa al Campo Base esta madrugada, sanos y salvos, con 30 kg cada uno y habiendo esquivado una avalancha mientras bajaban del C3 al C2, en el "cono" que ha sido la pesadilla de todos los alpinistas. El jueves, después de rechazar ser evacuados en helicóptero, y a pesar de que Carlos, Juanito y Javier (por emisora) repitieron hasta la saciedad que abandonaran TODO para bajar sin peso lo más rápido y seguro posible, desmontaron el C4, cargando tiendas, equipo y material, y bajaron a dormir al C3. En el primer rápel perdieron la antena de la emisora, por eso no podíamos comunicar con ellos (ni ellos con el CB).

El viernes, a las 7:30 de la mañana salían de la repisa que hay encima del cono, con todo el C4 y C3 en las espaldas. Colgados de las cuerdas, en el mismo cono, esquivaron una avalancha. Las dos noches anteriores había nevado, así que con más de 30 cm de nieve fresca, el grandísimo riesgo de desprendimientos y avalanchas, y toda la carga, llegaron al C2. Allí recogieron todo, y organizaron un depósito, ya que no podían transportar más peso.

En el CB no sabíamos nada de ellos desde la mañana del jueves. Pensando que habían dormido en el C3, esperábamos que llegaran entre la una y las dos del mediodía del viernes. En vista de que no aparecían, Javier Pérez y yo fuimos hasta el inicio del glaciar, con cámara y prismáticos para intentar verlos. Estuvimos una hora rastreando la vía, en la distancia, pero ni rastro. Eso sí, vimos caer cuatro avalanchas en distintos puntos. Cuando se nos echó la niebla encima, poco antes del ocaso, nos volvimos. Aprovechamos para dejar una losa de piedra con el nombre de Tolo en el "Memorial a los muertos en el Annapurna" que hay en CB de los franceses. Eran las 6 de la tarde. Abatidos por el recuerdo de Tolo y la terrible posibilidad de que nuestros sherpas tampoco volvieran, llegamos al CB. Seguíamos sin comunicar con Sonam y Dawa. Decidimos retrasar la partida prevista para el día siguiente, hasta saber la suerte que habían corrido. Horia, Jorge Egocheaga y Martín Ramos saldrían a las 5 de la mañana hacia el C2 (y C3 si era necesario), para ver si había algún rastro de ellos.

Nos acostamos tarde, con el ánimo totalmente abatido. Javier se quedó escribiendo un artículo para el periódico en el domo de comunicaciones. Sobre las 00:30 oí voces en nepalés y a Javier que gritaba "¡¡Han llegado los sherpas!!". Me calcé y salí tropezando de la tienda. Llené a Dawa de mocos y lágrimas, mientras lo abrazaba y le daba besos (no sé lo que debió pensar). Luego abracé y besé a Sonam. No sé quién lloraba más de los dos. Sonam venía muy muy cansado y bastante afectado por la muerte de Tolo. Habían tardado 17 horas y media en bajar (y recoger) del C3 al CB; un recorrido que, en condiciones normales, se hace en 5 horas. Dawa se comió un plato de las pochas que había preparado Juanito para cenar, y luego otro de Dal-Baht (arroz blanco con pure de lentejas). Sonam fue incapaz de comer nada, pero se bebió todo lo que le daba: té, zumo, agua caliente, y caldo. Le puse los pies a remojo. Lo suyo no eran congelaciones, más bien un pie de trinchera por las botas de plástico que llevaba. Dawa tenía la cara completamente quemada por el sol.

Hablé mucho con ellos, quise que me contaran de primera mano cómo habían pasado los dos últimos días. Su inglés es limitado, les cuesta expresarse y no es fácil entenderlos. Lo que puedo asegurar es que lamentan profundamente no haber podido ayudar a Tolo a sobrevivir al Annapurna. No voy a echar más leña al fuego transcribiendo sus comentarios, pero terminaré con una frase de Sonam: "En la montaña, somos todos una familia. Si no nos ayudamos, estamos muertos. Muchos sherpas han convertido la montaña en un negocio (business)". Y saben muy bien que, los únicos dispuestos a ir a buscarlos eran Horia, Jorge y Martín, porque los sherpas que había en el CB, pedían 400 euros por ir a echar un vistazo al C1.

Sonam Sherpa, 28 años. Solo Khumbu Village. Un hijo de 3 años y una hija de 20 meses. Cima en el Cho Oyu en 2007, y en el Annapurna en 2010.

Dawa Sherpa, 52 años. Makalu Village. Dos hijos y dos hijas; 30 años el mayor, 12 el pequeño.


Horia, Jorge y Martín en el CB del Annapurna


www.barrabes.com

lunes, 3 de mayo de 2010

Post del blog de Jorge Nagore

Para qué

El periodismo no deja de sorprenderme. Para mal. Estos días me he hartado de ver en periódicos, radios y televisiones referencias al “himalayismo puro”, a los “héroes de antaño”, a la “solidaridad perdida” y a, en definitiva, el espectáculo mediático. Humo. El único espectáculo ha sido la carrera entre Pasaban y Oh Eun Sun, los demás iban a otra cosa. Algunos periodistas, incluso, han tenido la indecencia de colocar a Tolo Calafat como parte de ese espectáculo, como alguien que se sintió atraído por eso. Porque son precisamente esos medios, a los que se les llena la boca con la pureza y citan a Mallory, Irvine y Messner con ese soniquete aprendido como cuando aprendíamos los afluentes del Ebro, los que estos días y desde siempre jamás han ofrecido una sola línea, segundo o plano de sus espacios a los éxitos deportivos del 98% de los himalayistas de este país que no fueran Pasaban, Oiarzabal o los que han fallecido trágicamente. Esos medios –El País, El Mundo, Marca, AS, Ser, Cope, TVE, Cuatro, todos los nacionales- no saben quién es Carlos Soria o Martín Ramos o Jorge Egocheaga o Mikel Zabalza o decenas más. O lo saben, pero pasan de ellos, salvo que se maten. Hombres que no van a ningún espectáculo de ningún tipo, si no que hacen lo suyo y tienen como mucho una modesta web o un blog donde cuentan sus cosas a 200 amigos y un patrocinador que les da el dinero para coger el bus hasta el aeropuerto, por majetes. Que no tengan la indecencia de hablar de historias de pureza y puñetas, cuando hay gente que hace cosas que ya quisiera para sí Mallory y no merecen ni una línea en sus putos informativos. ¿Alguno ha informado como merece del extraterrestre horario Campo 4-cima-Campo 2 de Ramos y Egocheaga en el Annapurna? Ninguno. Donde esté hablar de Mallory, para qué.

http://nagorefraucaalacontra.blogspot.com

sábado, 1 de mayo de 2010

Aparecieron los sherpas

Según informa la web de Carlos Pauner, pasada la medianoche aparecieron Dawa y Sonam Sherpa, llegaron exhaustos, y con la antena del walkie rota, causa por la que no contestaban a las llamadas.

Ahora sólo queda recoger e iniciar el regreso.


www.carlospauner.com